11 / 09 / 2017 | Destacado    

La regularización de docentes interinos fue y será un objetivo promovido por los estatutos de las universidades públicas argentinas previendo la realización de un concurso público dentro del primero o segundo año de su designación. Esta idea goza de un muy amplio consenso en la comunidad universitaria y fue tomada también por la aún vigente Ley de Educación Superior que data de 1995. Sin embargo, y pese a estas prescripciones y acuerdos, en la mayoría de las Universidades Nacionales existen vastos contingentes de docentes interinos a quienes durante muchos años, e incluso décadas, se les ha privado el derecho a regularizar su situación y gozar de derechos básicos para realizar adecuadamente su trabajo: inestabilidad permanente y supresión del derecho a la participación ciudadana como docentes universitarios.

Desde comienzos de la década del ´90, y por más de 20 años, los sindicatos docentes universitarios reclamaron y pusieron el tema de la inestabilidad y pérdida de ciudadanía en la agenda de discusión. Cientos de miles de estudiantes adquirían el derecho a votar sus representantes con sólo alcanzar la condición de estudiante regular, mientras sus docentes eran excluidos.

Por fin, al aprobarse el Convenio Colectivo de Trabajo de los docentes de las universidades nacionales, se incluyó en su artículo 73 una forma de solución a este problema mediante la protección de los docentes interinos comprendidos y la delegación a la paritaria local del acuerdo para determinar el modo de ingreso de estos docentes.

En Mar del Plata se arribó a un acuerdo luego de más de un año de trabajo y se elaboró un variado sistema de concursos que permite garantizar derechos a los docentes y reconocer su trayectoria a la vez que ingresan como docentes regulares. Hasta septiembre de 2017, se han producido avances en el proceso de regularización de docentes interinos de la UNMdP por aplicación del art. 73 del Convenio Colectivo de trabajo y su reglamentación mediante la paritaria local.

En esta primera etapa y luego de la elaboración de los listados de los docentes comprendidos, se ha comenzado con la regularización de aquellos con mayor antigüedad y de quienes que, siendo regulares, han ampliado su dedicación por más de 5 años al 1 de julio de 2015. Esto significa que en algunas Facultades, como es el caso de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño y la de Ingeniería, se cumplieron todos los pasos que permitieron la designación de estos docentes como Regulares e incluso se incorporaron al padrón electoral de las elecciones que se están llevando a cabo. En el caso de la Facultad de Derecho se han reunido las comisiones ad hoc y están elaborado los dictámenes.

Para completar el circuito las Facultades deben realizar los siguientes pasos:

1- Ordenanza de Consejo Académico – OCA – estableciendo el listado de docentes interinos comprendidos y su tipificación de acuerdo a la antigüedad (art. 3.a, 3.b, 3.c y 3.d del acuerdo paritario local), tipo de cargo (según arts. 6 y 7), cargo de base regular (art. 8), y/o cercanía a jubilación (art. 9).

2- OCA nombrando a la Comisión Asesora ad hoc para el ingreso de docentes con más de 15 años de antigüedad con la incorporación del veedor gremial.

3- Emisión del Dictamen de la Comisión Asesora ad hoc.

4- OCA designando a los docentes como docentes regulares de la UNMdP.

En el caso de los docentes con ampliación de dedicación sobre la base de un cargo regular, además de la OCA prevista en el punto 1, se requiere otra OCA nombrando a los docentes como regulares con la mayor dedicación.

Una consecuencia muy importante del paso 4 es que los docentes designados como regulares participan del proceso electoral de Consejeros y Asambleístas que luego elegirán a las Autoridades de la Facultad y de la Universidad.

Cabe resaltar que aproximadamente un tercio de los docentes de la UNMdP, aún cuando la mayoría se encuentra en los listados correspondientes al paso 1, no participará del actual proceso electoral por su condición de docentes interinos. Desde ADUM seguiremos bregando para que a la brevedad se realicen los concursos y para que dentro de dos años todos puedan adquirir sus derechos ciudadanos. Y también lo haremos para que las docentes regulares del Jardín Maternal puedan participar.