06 / 04 / 2021 | Derechos humanos,Destacado    

Desde ADUM celebramos y acompañamos la decisión que en las últimas horas anunció el flamante presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) de abrir y poner a disposición de la democracia y los organismos de DDHH las actas de los interventores universitarios durante la última dictadura cívico militar. Ver nota en http://ow.ly/2mrB50Eh8wZ

Los documentos, que se encontraron en la biblioteca del CIN, reflejan y son constancia del plan -perverso, golpista y autoritario- que también se diseñó y desplegó para reducir la vida universitaria a la mínima expresión.

Consejo de Rectores de Universidades Nacionales (CRUN) era el nombre de la junta dictatorial de interventores, que se reunían regularmente y labraban actas con las decisiones que adoptaban.

Por caso, en la Universidad de Mar del Plata, el CRUN resolvió el cierre de cinco carreras que, en algunos casos, se reabrieron en democracia: Psicología, Sociología, Ciencias Políticas, Cs de la Educación y Antropología.

Sobre esto, recomendamos el trabajo académico de Fabio Erreguerena, en el que deja constancia de la planificación para el cierre de carreras en todo el país, incluida nuestra ciudad (ver Revista SocioHistórica UNLP. Erreguerena ). Esas definiciones quedaron registradas en las actas que se encontraban en la sede del CIN de Pacheco de Melo, dónde hicimos cientos de reuniones, muchas de paritarias y de Convenio Colectivo de Trabajo.

Con esta noticia y con esta medida, que saludamos gratamente, no sólo reafirmamos el carácter sistemático y perverso de la última dictadura cívico militar, sino que además reafirmamos el compromiso y la convicción de nuestra universidades con la construcción de memoria, por más verdad y justicia.