06 / 04 / 2020 | Destacado    

▪️La suspensión de las actividades en todos los niveles educativos desde el día 16 de marzo a partir del DNU 260/20 y DNU 297/2020 y prorrogado hasta el 13 de abril por DNU 325/2020 motivó los planes de continuidad pedagógica y dictado de clases en forma virtual a través de plataformas institucionales y algunas creadas en la emergencia para tal efecto.

▪️En la Universidad Nacional de Mar del Plata, el Sistema Institucional de Educación a Distancia (SIED UNMdP), creado por OCS 079/18 acompaña a docentes y estudiantes que trabajan o estudian en esta modalidad de educación a distancia y virtual, a través de la Unidad de Apoyo Central. Creado el SIED, se reglamentó por OCS 590/19 las condiciones de carreras de pregrado, grado y postgrado a distancia. Además de estas actividades, desde el SIED se brindó y brinda apoyo para actividades específicas de asignaturas presenciales que utilizan además herramientas virtuales.

▪️Hoy, ante la suspensión de clases en la Universidad, las unidades académicas que no tenían un campus virtual lo generaron, con el soporte del SIED y también generaron equipos propios de apoyo.

▪️Más allá de esto y previo a la existencia de la pandemia, la situación específica de cada Unidad Académica es muy diversa en cuanto a las plataformas virtuales en lo que se refiere al uso y conocimiento por parte de docentes y estudiantes, apoyo de equipos técnicos a tal fin, posibilidades de cursada virtual dependiendo de las modalidades de enseñanza y aprendizaje propuestas en los planes de trabajo docente, de la existencia o no de Carreras a distancia (que evidenció Facultades que tenían equipos técnicos y plataformas renovadas, por ejemplo), entre otras cuestiones.

▪️Con todo, de un día para otro, nuestra Universidad produjo una “virtualización” compulsiva de toda nuestra tarea docente. Lxs docentes hemos enfrentado esto como pudimos. En un contexto de transformación global de nuestra vida cotidiana, hemos tenido que imaginar cómo lograr mantener un vínculo con lxs estudiantes usando herramientas que en algunos casos no conocíamos o no utilizábamos, lidiar con las dudas acerca de cómo podemos adaptar nuestras cursadas presenciales y garantizar el plan de trabajo docente.

🙌 Pero hay algo que queremos dejar en claro: todxs lxs docentes, en la medida de nuestras posibilidades, hacemos lo mejor que podemos.

🔁 Â¿PARA DÓNDE VAMOS?

▪️La educación virtual supone una serie de discusiones que debemos darnos como comunidad educativa en particular de la Universidad Nacional de Mar del Plata y como colectivo de trabajadoras/es docentes.

▪️El día 28 de marzo la Conadu: Federación Nacional de Docentes Universitarios reclamó al CIN la necesidad de evitar situaciones violatorias de la legislación formal y convencional que une a las partes respecto de la relación laboral que une a los docentes e investigadores en el marco de la situación de emergencia sanitaria nacional decretada por DNU 260/20 y 297/20.

▪️En ese sentido, CONADU registró denuncias de compañeros y compañeras que señalan que diversas autoridades universitarias estaban requiriendo afectaciones de servicios por vía de clases virtuales y campus mucho mayores que las exigibles: condiciones horarias “normales” y regulares en las que nos desempañábamos hasta la contingencia nacional.

▪️Si bien el Ministro de Educación resolvió que las Universidad Nacionales pueden contemplar la implementación transitoria de modalidades (Res. 104/2020) de enseñanza a través de los campos virtuales, medios de comunicación u otro entorno digital del que se disponga, no se puede afectar los derechos de lxs trabajadorx docentes en ninguna de las actividades que estxs desempeñan ni generar antecedentes entre las partes que modifiquen las reglas vigentes.

▪️En la comunicación de CONADU se manifestó que:

👉 Más allá que la dedicación docente establece máximos de funciones, es obvio que tal dedicación horaria no significa tiempo docente frente a clase. Y la obviedad resulta del hecho que las obligaciones docentes significan docencia, investigación y extensión. Preparación de clases y corrección de trabajos. Lo propio resulta de las mismas condiciones de no exclusividad, porque si se reclamara mayor prestación horaria frente a la pantalla en este caso, no habría horas suficientes para poder atender a la demanda planteada con exceso, siendo que se podrían tener varias dedicaciones simples y el reclamo excedente de las horas de cada cual transformaría en imposible humanamente.

👉La exigencia de conexión permanente o semi permanente con varias entradas al campus durante el día (siendo este uno de los tantos ejemplos denunciados de las exigencias que han aparecido) además, impediría que los docentes que no tienen dedicación exclusiva pudieran desarrollar sus otras tareas que legalmente desarrolla. Tanto si se trata de profesionales alcanzados por las reglas de servicios esenciales que los propios decretos ordenan o por las propias dificultades del desarrollo de tareas con las nuevas formas de organización del cuidado de lxs menores en casa.

▪️En particular en nuestra UNMDP hemos detectado distintas dificultades y nuevas exigencias en este contexto que no solo no están habilitadas por la excepcionalidad de las circunstancias, sino que agravan nuestras condiciones de trabajo:

1️⃣ La exigencia de mantener contacto semanal con grupos de estudiantes registrados en las plataformas que exceden el número de estudiantes habituales. La publicación en las plataformas institucionales de los mails de contacto personal de los grupos docentes.

2️⃣ Queremos señalar que la virtualidad no puede replicar los contenidos, formas y tiempos de las cursadas presenciales. Por lo que los pedidos de clases en vivo, en horarios de cursada habituales, no pueden ser exigidos por las autoridades porque no existen las condiciones materiales, laborales y vitales para sostenerlos.

3️⃣ Las dificultades de acceso a PC en domicilios de docentes donde hay niñxs y jóvenes con planes de continuidad pedagógica o agentes con teletrabajo, que impide el acceso y la libre disponibilidad de los equipos y sus conexiones.

4️⃣ La sobre exigencia de lxs auxiliares docentes (Jefxs de Trabajos Prácticos y Ayudantes Graduadxs) del monitoreo de clases prácticas, correcciones de trabajos prácticos, respuestas de mails de estudiantes con consultas e incluso malos tratos, seguimiento de los foros, carga de materiales y dispositivos pedagógicos. Especialmente en las cátedras de carreras en donde la relación docente-estudiante no respeta la normativa vigente en las propias unidades académicas (más de 40 estudiantes por comisión). Independientemente de esto, nadie puede con una dedicación simple resolver las demandas on line en ese volumen.

5️⃣ Con preocupación queremos señalar la presencia de autoridades (académicas, departamentales, de otras secretarías) en la administración de las plataformas virtuales de las cátedras y en los accesos a las clases virtuales de las mismas. Si bien imaginamos que tiene un fin de asesoramiento técnico, bajo ningún punto de vista aceptaremos injerencia en la autonomía de cátedra, ni el seguimiento de los dispositivos que lxs docentes implementamos para la continuidad pedagógica, ni la valoración de su tarea ni de su rol profesional.

6️⃣ Nos parece importante que la Secretaría Académica de la Unidad Central disponga de normas claras y que las unidades académicas de las Facultades establezcan la extensión de cursada para las materias cuatrimestrales que debían culminar en julio del 2020 en función de las necesidades de evaluaciones presenciales.

7️⃣ De ninguna manera aceptaremos sanciones, reprimendas o controles sobre la tarea que lxs docentes desempeñamos de forma excepcional desde la virtualidad y subrayamos la necesidad de recuperar la discusión que fuera obturada por el CIN en el año 2014 en el marco de los debates del Convenio Colectivo de Trabajo sobre las condiciones de trabajo y educación virtual en la Educación Superior.

🙌 Gran parte de las Universidades Nacionales han ratificado su compromiso con el dictado bajo esta modalidad (a pesar de la falta de entrenamiento, recursos, problemas de accesibilidad y de planificación de la misma) y la UNMDP logró con el trabajo articulado de docentes, equipos técnicos y no docentes tener virtualizada entre 70% y 80% de sus cursadas. Eso es enorme.

🙌 Necesitamos que todxs seamos comprensivxs, pacientes y solidarixs. Todxs debemos reconocer que esto que transitamos no es normal, ni puede serlo. Solo así podremos dar un mensaje como comunidad universitaria, donde la idea del cuidado mutuo sea la que predomine.

🙌 Para ello el reconocimiento del esfuerzo que estamos haciendo, con el respeto de los derechos laborales es clave: es la base nos permitirá un dialogo franco y superador para que una vez pasada la pandemia podamos lograr aprender colectivamente de esta situación.

▪️Mesa Ejecutiva de ADUM▪️