15 / 04 / 2019 | Noticias culturales,Servicios    
Entrada para afiliados de a.d.u.m. $ 100.- con la presentación del recibo de sueldo en la boletería.
 
Domingo 14, 16.00 y 18.00 hs. Estreno exclusivo:
3 ROSTROS ​(Se rokh, Irán 2018). Dirección: Jafar Panahi. Guión: Jafar Panahi y Nader Saeivar. Fotografía: Amin Jafari. Edición: Mastaneh Mohajer. Elenco: Behanaz Jafari, Jafar Panahi, Maedeh Erteghaei, Narges Delaram. Duración: 100 minutos. Calificación: apta mayores de 13 años.
Jafar Panahi, el más metalingüístico de los cineastas iraníes después del maestro Kiarostami, explora las mil facetas del patriarcado y sus efectos sobre la maltratada condición femenina en su país en una película que, como de costumbre en su cine, pone en cuestión los quebradizos límites entre documental y ficción. No obstante, lo más admirable de Tres caras no es el sofisticado juego de espejos que propone a partir de lo performativo –con esas tres mujeres que, siendo aspirantes a actriz o actrices consumadas, en la clandestinidad o saboreando las mieles de la celebridad, son aplastadas por la hegemonía de lo masculino– sino lo que supone como gesto de solidaridad del director de Offside, otra feroz reivindicación feminista. Si sus tres películas anteriores, realizadas ya durante su arresto domiciliario, hablaban precisamente del compromiso del artista con el mundo que lo rodea, aunque esté condenado a reproducirlo en una perpetua sinécdoque, en la que la parte encierra la complejidad significante del todo, en Tres caras salta la barrera física de un inevitable ensimismamiento formal para encontrar en la opresión a la mujer iraní una injusticia que le separa de su propio drama.   Tan episódica como Taxi Teherán, tan digresiva como Esto no es una película, definitivamente menos autocomplaciente que Closed Curtain, tal vez la más opaca de sus obras de confinamiento, Tres caras es también un viaje a las profundidades del Irán rural a través de una serie de encuentros en los que Panahi –acompañado de Behnaz Jafari, actriz que se interpreta a sí misma y es el auténtico motor narrativo del film– demuestra otra vez su capacidad de observación, su control sobre una puesta en escena que parece improvisada en presente de indicativo, y un sentido del humor no exento de melancolía.   No es poco para una película que empieza con un suicidio que puede ser o no auténtico, grabado en las poco fiables imágenes de un teléfono digital, que continúa como un relato detectivesco en forma de road movie que es también la crónica de una expiación, y que cristaliza en un falso documental etnográfico con mensaje feminista al fondo.
​Domingo 21, 16.00 y 18.00 hs. Estreno Exclusivo:
LA DECISIÓN
(Bedoune Tarikh, Bedoune Emzaaka, Irán/2017). Dirección: Vahid Jalilvand. Guion: Ali Zarnegar. Fotografía: Morteza Poursamadi y Payman Shadmanfar. Montaje: Vahid Jalilvand y Sheper Vakili. Música: Peyman Yazdanian. Elenco: Amir Aghaee, Zakieh Behbahani, Saeed Dakh. Duración:104 minutos. Calificación: apta para mayores de 13 años con reservas.
Multipremiada en destintos festivales cinematográficos: 13 premios y  15 nominaciones.

   El doctor Kaveh Nariman es patólogo forense. Mientras conduce de noche por una ruta, es obligado a realizar una maniobra violenta y termina rozando a una moto con cuatro ocupantes (un matrimonio y dos niños). El médico revisa al pequeño más golpeado, intenta compensar económicamente al padre y le dice que lleve al chico de ocho años a una guardia cercana. Aparentemente no hay signos de lesiones graves. Pocas horas después, mientras su asistente repasa los análisis a realizar ese día, se entera de que aquel niño ha muerto. Una colega realiza la autopsia y dictamina que la verdadera causa del fallecimiento fue botulismo.

   Ese es el planteo de este intenso film que luego derivará hacia el policial, el conflicto de pareja, el thriller judicial y, sobre todo, el drama con fuertes dilemas morales. La ética, las diferencias de clase y la corrupción son cuestiones que Vahid Jalilvand maneja con sobriedad en su segundo largometraje, apostando a una narración elegante y austera a la vez, y con el aporte de un elenco excepcional (Navid Mohammadzadeh ganó como mejor actor y Jalilvand, como mejor director en la sección Orizzonti de Venecia).

Domingo 28, 16.00 y 18.00 hs. Estreno exclusivo:
TRANSIT( Idem, Alemania/Francia, 2018).
 Dirección y guión:  Christian Petzold. Fotografía: Hans Fromm. Edición: Bettina Böhler. Elenco: Franz Rogowski, Paula Beer, Godehard Giese, Lilien Batman, Maryam Zaree.Duración: 104 minutos. Calificación: apta para mayores de 13 años.
 Marsella, ¿cuándo? El libro original sitúa la acción en la década del 40 y vienen los fascistas, hay que huir. Pero Christian Petzold no está interesado en recrear una época sino en hacer cine, en confiar en el movimiento, en las emociones, en apoyarse una vez más en las grandes pasiones que se originan de forma sigilosa y explotan luego con alcances tremendos. El amor como anhelo imposible, el doble y los fantasmas; Casablanca y Hitchcock, y también Truffaut y el melodrama clásico norteamericano, ese que algunos europeos ayudaron a hacer grande. Transit es una película osada que nos recuerda que hay que confiar en los relatos, que nos hace dudar del tiempo en que ocurren estos hechos atrapantes con un manejo magistral y estratégico de la cadencia narrativa, y que nos posiciona como espectadores inestables. No importa el referente real sino la verdad del cuento: estos personajes exiliados, sus móviles, su enamoramiento, cómo se miran, cuánto nos importan sus caminos. La Segunda Guerra Mundial opera como fondo fantasmático, sin su peso en las peripecias históricas sino en el tono, en el sentido agónico de cada decisión. Es una película para tener una vez más la certeza de que el alemán es uno de los autores contemporáneos insoslayables, que perfecciona las enseñanzas del cine clásico norteamericano para contar estas (otras) crisis europeas, tan lejanas y tan cercanas. Javier Porta Fouz, La Nación,