14 / 07 / 2017 | Destacado    

El día 11 de julio ocurrieron dos hechos trascendentes. Primero se llevó a cabo el Congreso de CONADU que definió la posición de la Federación en relación de la oferta salarial y luego se realizó la reunión paritaria que culminó con la firma del acuerdo salarial para 2017.

En el congreso de CONADU sólo 2 sindicatos de 24 presentes llevaron la postura de no aceptar la propuesta. Esto se reflejó en el resultado de 68 votos por aceptar contra 8 por no aceptar.

Al igual que hiciéramos desde ADUM numerosas observaciones y condicionamientos fueron presentados durante el Congreso para la firma del ACTA. Pero como puede apreciarse en el acta que adjuntamos la mayoría de los reclamos de que llevamos desde nuestro sindicato fueron receptados y forman parte del acuerdo salarial suscripto.

En primer lugar resalta la formulación de la denominada Cláusula de Revisión, uno de los últimos puntos del acta. En la misma se fijan criterios de automaticidad, se contemplan los meses de enero y febrero de 2018 y se excluyen los 2 puntos porcentuales del programa de Jerarquización Docente. En resumen esto nos permite decir que si la inflación acumulada entre marzo 2017 y febrero de 2018 fuera superior al 23% debería existir una complensación. Y de igual manera ocurriría, si el análisis trimestral avanzara por encima de las cuotas recibidas.

Los montos y criterios acordados de pago son los mismos que presentamos en la encuesta y que transcribimos a continuación.

Para ver los planillas salariales consulte AQUI.

Para ver el ACTA paritaria consulte AQUI

En el acta continúan con valores actualizados los programas de capacitación docente y de condiciones y ambiente de trabajo. Se recuperó el PROFITE, que porvee becas para docentes que finalizan sus tesis. Se recrean las comisiones que analizarán la situación de docentes ad honorem y el adicional para la efectiva dedicación a la docencia universitaria. También se acordó trabajar el problema de los contratados, sus aumentos y regularización, por separado.

En nuestra opinión no se trata de un acuerdo que nos permitirá avanzar en el salario, sobre todo porque no recuperamos el poder adquisitivo perdido durante 2016. Sin embargo nos garantiza un horizonte para que durante 2017, no perdamos nuevamente en la magnitud del año pasado.

Resaltamos una vez más, la importancia de los mecanismos de activa participación sindical democrática que nuestros afiliados y delegados sostuvieron durante los últimos cuatro meses y medio, que nos permitieron sostener un conflicto, movilizarnos, dictar clases públicas, realizar paros y decidir el no inicio del 2o cuatrimestre, hasta obtener una mejora en la propuesta que nos llevó del 18% inicial al 25%, más el nomenclador y demás puntos integrantes del acuerdo. Seguido de esto una nueva consulta sumada a la activa participación de los delegados y el congreso de la Federación determinaron que estos eran el momento y las condiciones para cerrar el acuerdo. Los conflictos por otros temas obviamente seguirán. El Plan Maestro está a la vuelta de la esquina y nos incumbe directamente, las intervenciones a cuatro Sindicatos o Federaciones sindicales nacionales, los proyectos de modificación del sistema jubilatorio, y del plan de salud, de las a.r.t., etc etc,  nos siguen preocupando y nos mantendrán ocupados en los próximos meses.