31 / 03 / 2016 | Noticias culturales    
PROGRAMACIÓN ABRIL 2016
Afiliados a adum $ 50.- (presentando la última libranza en al boletería)

Domingo 3 , 17.00 y 19.00 hs. Pre-estreno exclusivo: 
MIS HIJOS
(Dancing arabs, Israel/Alemania/Francia, 2014) / Dirección: Eran Riklis . Guión: Sayed Kashua, basado en su novela. Fotografía: Michael Wiesweg.  Edición: Richard Marizy.  Música: Jonathan Riklis Elenco: Tafweek Barhom, Razi Gabareen, Yaël Abecassis, Michael Moshonov, Ali Suliman, Daniel Kitsis, Marlene Bajali. Duración: 104 minutos. (AM 13 a.).
   
   El director Eran Riklis regresa tras la notable Los limoneros con una historia enmarcada en Israel durante los conflictos de la Guerra del Líbano y la Guerra del Golfo, Mis hijos
   Después de décadas de conflicto, con perspectivas de no terminar nunca, el cine israelí sigue atreviéndose a retratar su realidad sin miedo a resultar crítico con su país, evidenciando que muchos de sus ciudadanos consideran las beligerancias añejas, cansados de no encontrar una solución para Palestina e Israel. Y en el caso de Mis hijos la crítica pasa por la utilización de un humor negro que provoca la risa cómplice del espectador y la mirada amarga a causa las humillaciones sufridas por los árabes tras las murallas de la Ciudad Santa, moviéndose constantemente entre dos mundos.
    Es que los dos mundos se convierten en el eje central del relato, la dicotomía a la que se somete el personaje central -interpretado notablemente por Tawfeek Barhom- siendo un árabe en un entorno israelí, con una pareja judía que provocaría la ira de las dos familias y la de su entorno, en la tradición más shakesperiana, o cuidando de su amigo Yonatan, con una enfermedad degenerativa y que se convertirá su salvamento en muchos aspectos. Con estos ingredientes la película es capaz de abordar multitud de temas como la historia, haciendo un repaso por los grandes conflictos bélicos de las últimas décadas, la identidad cultural y la interculturalidad, apostando por los jóvenes como solución para convertir las hostilidades religiosas en camaradería.
   Eran Riklis firma por tanto su mejor película hasta la fecha, con un gran guion entre manos y haciendo gala de una dirección de actores modélica, resaltando tanto a Barhom como a sus compañeros Michael Moshonov y Yael Abecassis; absolutamente brillantes como los jóvenes protagonistas. La producción es correcta, sin alardes técnicos, pues tampoco los precisa al ser lo más importante la relación entre personajes.
Domingo 10, 17.00 y 19.00 hs. Pre-estreno exclusivo: 
UNA SEGUNDA MADRE
 (Que horas ela volta?, Brasil/2015).Dirección y guión: Anna Muylaert. Fotografía: Barbara Alvarez. Edición: Karen Harley.  Música: Fabio Trummer y Vitor Araujo. Diseño de producción: Marcos Pedroso. Elenco: Regina Case, Camila Mardila, Michel Joelsas, Karine Teles, Lourenco Mutarelli, Helena Albergaria.  114 minutos. (AM 13 a.).

   Alguien etiquetaría Una segunda madre como exponente del cine social. Un género tan digno como otros, pero amenazado por el riesgo del esquematismo, las consignas, el panfleto, el tono dogmático, la claridad machacona sobre la identidad de los buenos y de los villanos, la ausencia de matices, el protagonismo exclusivo del mensaje, las buenas intenciones. El cine social que pretende hablar de la casi siempre ingrata realidad (y el cine en general, a secas) precisa de talento narrativo o documental, complejidad, sutileza, fuerza emocional, veracidad, esas cositas que alimentan el arte.
   Una segunda madre habla con inteligencia y sensibilidad de algo que no ha perdido vigencia desde el comienzo de la humanidad llamado lucha de clases, por mucho que los que controlan el tinglado aseguren que es algo que pertenece al pasado, superado mediante el progreso, la civilización un mundo más justo y falacias similares.
   La protagoniza una modélica criada (me sonaría a eufemismo calificarla de asistenta o empleada de hogar) que lleva montones de años sirviendo ejemplarmente a una familia adinerada, educada, con amor al arte, nada feudal, convenientemente moderna .  parecen adorarla, la consideran como un miembro más de la familia. Ha visto crecer al hijo del matrimonio, el amor entre ellos es mutuo, ejerce de abuela, de confidente, de amiga. También de criada.
En este ambiente presuntamente idílico, con la señora de la casa ejerciendo de sacerdotisa de las tendencias y su marido, un millonario ocioso y amable que distrae su anodina existencia pintando, va a aparecer una tormenta de efectos devastadores. 

Domingo 17, 17.00 y 19.00 hs. Pre-estreno exclusivo: 
MI AMOR
(Mon roi, Francia 2015). Dirección: Maiwenn. Guión: Maiwenn y Etienne Comar. Intérpretes: Vincent Cassel, Emmanuelle Bercot,Louis Garrel, Isild Le Besco. Fotografía: Claire Mathon. Música: Stephen Warbeck. Edición: Simon Jacque. 124 minutos. (AM 13 a.).

   Con su intenso furor realista impregnado de momentos torrenciales y su tendencia a la exploración de las heridas más violentas de la vida cotidiana, el cine de Maïwenn no deja indiferente a nadie. Con Mi amor, presentado en competición en el 68° Festival de Cannes (donde la realizadora había conseguido el premio especial del jurado en 2011 con Polisse , la francesa ha dado un paso más al densificar su enfoque (siempre tan eléctrico) mediante una disección candente de los vínculos más íntimos de dos personajes durante diez años de vida “en común”. Un viaje sin concesiones y cargado de bandazos por los rincones más oscuros del deseo, centrado en los amores tóxicos de un manipulador perverso extremadamente seductor y de una mujer en busca de un ideal pero que relaciona inconscientemente los sentimientos con el sufrimiento. Pero aquí el bondage y los golpes no son necesarios para expresar el dolor más intenso, puesto que el dominio se ejerce mediante un juego envenenado exaltado por la cámara, muy libre y sin embargo controlada, de la cineasta.
   Maïwenn dibuja este desgraciado destino de mujer sin renunciar a sus valores y a su búsqueda absolutista de la sinceridad, que se manifiesta mediante largas secuencias donde lo mejor roza a veces el exceso (en especial las escenas colectivas). Con un guión muy riguroso de la realizadora y de Etienne Comar que comprime y dilata el tiempo con habilidad, Mi amor ofrece por fin a Vincent Cassel un papel sutil a la altura de su talento, mientras que Emmanuelle Bercot sacrifica todo su cuerpo y su alma para encarnar a un personaje muy complejo. El dúo permite a la película expresar plenamente su oscura potencia psíquica, a pesar de sus inevitables desproporciones derivadas del enfoque dinámico de la cineasta francesa, más cómoda con el torbellino negro que con la magia blanca reparadora.
Domingo 24, 17.00 y 19.00 hs. Pre-estreno exclusivo: 
A LA SOMBRA DE LAS MUJERES
(L’ombre des femmes, Francia, 2014). Dirección: Philippe Garrel. Guión, argumento y diálogos:  Jean-Carriere, Philippe Garrel, Caroline Deuras. Intérpretes: Clotilde de Coreau, Stanislas Merhar, Lena Paugam. Fotografía: Renato Berta. Música: Jean-Louis Aubert. Edición: Francois Gédigier. 73 minutos. (AM13 a.)
  
    Freud y Marx han sentado las bases de cierta falocracia intelectual que ha dominado el pensamiento crítico durante las últimas décadas, sumidas en relecturas y constantes reevaluaciones que, de acuerdo a algunos autores y autoras feministas han perpetuado una visión heterodoxa y misógina sobre el espectro de la sexualidad femenina. El gran cineasta francés Philippe Garrel, quien afirmara en una ocasión que el cine no es más que el resultante de sumar a Lumiere con Freud, ha anclado una porción significativa de su rica filmografía en ambos autores, pero difícilmente se puede acusar a Garrel de ser parcial y mucho menos misógino, particularmente con filmes como Les hautes solitudes (1974), dedicado al triste y delicado rostro de Jean Seberg, pero su más reciente filme parece empoderar la independencia femenina y desenmascarar la hipocresía masculina, dominante en el mundo.
   En A la sombra de las mujeres, Philippe Garrel presenta la historia de Pierre, un documentalista que está casado con Manon, ambos pobres y dedicándose a levantar documentales simplemente por amor al arte y viviendo de pequeños e insignificantes trabajos. Cuando Pierre conoce a Elisabeth, una joven pasante, se hacen amantes de inmediato, pero cuando Elisabeth comienza un tórrido romance por su parte, Pierre, celoso, no quiere perder a sus dos mujeres. A pesar de que su planteamiento parece excesivamente simple, la fuerza del filme de Garrel, narrado por su estúpido y sensual vástago Louis, radica en algo que el crítico canadiense Neil Bahadur señaló puntualmente: Garrel nos hace cuestionar las imágenes. La sombra de ambas mujeres mueve el relato a través de la proyección que ellas hacen de la postura machista de Pierre, el encuadre de Garrel pone a las mujeres en plano focal, pero las conversaciones giran en torno a un deseo u opinión masculina, nótese la escena de la entrevista en los primeros minutos del filme, en los que la esposa del intelectual que Manon y Pierre entrevistan, es central pero secundaria al mismo tiempo. En escasos 73 minutos, Garrel logra convencernos de que la sombra femenina no es más que una ilusión creada por los hombres que cubren la luz.
links de trailers


una segunda madre https://youtu.be/3NhuQKfDgjc

a la sombra de las mujeres https://youtu.be/F5VpCLfCKjw